aguila2

Según han informado hoy fuentes del Organismo Autónomo Parques Nacionales, coincidiendo con la celebración del vigésimo aniversario de su declaración como parque nacional, Cabañeros ha pasado de recibir 6.000 visitantes al año en 1995 a 88.196 en 2014.

El incremento de visitas al parque nacional ha aumentado en los últimos años y a finales del pasado mes de octubre se registraban 84.497 visitas, que son 8.000 personas más que en las mismas fechas del año 2014.

Estas cifras apuntan a que este ejercicio será uno de los que arrojen un mayor número de visitantes desde que se declaró parque nacional.

La progresiva apertura de equipamientos de uso público y la ampliación del servicio de rutas guiadas a pie y en vehículo han sido las principales causas de este incremento, como lo demuestra el salto experimentado en 1998, con un ascenso de 20.000 visitantes tras la apertura de la ruta del Boquerón del Estena y la ampliación del servicio en vehículos todoterreno.

En este tiempo también destaca el grado de satisfacción de los visitantes, de forma que sobre un máximo de 10 Cabañeros obtiene una puntuación de 8,7, lo que nos sitúa entre los mejores valorados dentro de la red de parques.

Según la misma información, el parque nacional de Cabañeros “goza de un excelente estado de salud” en el momento actual debido, fundamentalmente, a las labores de protección de especies de flora y fauna, en particular los programas de reintroducción de especies en los que el parque está implicado, como el lince ibérico.

En Cabañeros se han eliminado especies vegetales alóctonas, como los eucaliptos, y las repoblaciones de pinos realizadas en los años 50 del siglo pasado han sido sustituidas por reforestaciones con plantas autóctonas de producción propia con el fin de conservar el patrimonio natural del territorio.

También se han realizado actuaciones anuales para eliminar la presencia de peces exóticos invasores que remontan el río Estena, uno de los de carácter mediterráneo mejor conservados de la Península Ibérica.

Para adentrarse en la naturaleza y descubrir los tesoros de Cabañeros, el parque ofrece diez rutas de senderismo, con posibilidad de acompañamiento de un guía del parque de forma gratuita, que se complementan con las visitas en todo terreno que permiten acercarse a la zona de la Raña, una extensa llanura donde la observación de fauna es muy buena.

Las posibilidades de visita están abiertas también a personas con discapacidad ya que se pueden hacer rutas por pasarelas que facilitan el paso en silla de ruedas y visitas en vehículos adaptados.

El Organismo Autónomo Parques Nacionales ha asegurado que en relación con el desarrollo socioeconómico, la declaración del Parque Nacional de Cabañeros ha supuesto una importante inyección monetaria a la comarca, en forma de empleos directos, indirectos y subvenciones.

Así, los seis municipios que componen el área de influencia socioeconómica se han beneficiado de 11,7 millones de euros repartidos entre 548 actuaciones, tanto de los propios ayuntamientos, como de las empresas y particulares.

En cuanto a la generación de empleo directo, en la actualidad trabajan en el Parque Nacional 156 personas, repartidas en funciones tales como vigilancia, guías, mantenimiento, limpieza o incendios, procedentes en su mayoría de los municipios que rodean el parque. EFE

En su apuesta por atraer cada año a mayor número de turistas, el Parque Nacional de Cabañeros, entre Ciudad Real y Toledo, continúa llevando a cabo diferentes proyectos. Tras la apertura del nuevo centro de visitantes en la localidad de Horcajo de los Montes hace poco más de tres meses, el Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN) está inmerso en una nueva iniciativa. Se trata de dos nuevas rutas de senderismo que se abrirán al público, posiblemente el próximo mes de marzo, coincidiendo con la Semana Santa.

Fuentes cercanas al Parque Nacional de Cabañeros informaron a La Tribuna que las obras de ambas rutas «están bastante avanzadas», por lo que todo apunta a que los visitantes puedan conocer y disfrutar en marzo de estas dos rutas ofreciendo así un total de 13, con posibilidad de acompañamiento de un guía del parque de forma gratuita, y que se complementan con las visitas en vehículo 4×4 que permiten acercarse a la zona de la Raña, una extensa llanura donde se facilita la observación de fauna. Sin olvidar tampoco las tres sendas accesibles (una etnográfica y dos botánicas).

Una de las rutas se abrirá en la zona de Rocigalgo, cercana a la localidad toledana de Navalucillos, en la que el Organismo Autónomo de Parques ha incluido un tramo nuevo de unos 22 kilómetros con el objetivo de ofrecer una ruta circular y «mucho más atractiva». De esta forma, los turistas, explican las mismas fuentes, podrán subir y bajar por un lado o por otro. Su dificultad será media-alta, ya que en una de las zonas «existe un nivel bastante pronunciado».

La otra ruta es «totalmente nueva». Así, de dificultad media estará en el entorno de la Viñuela, en la provincia de Ciudad Real, concretamente en la carretera de Horcajo de los Montes a Retuerta. Será en esta ruta donde se ofrecerá un tramo más largo, de unos 13 kilómetros, y otro más corto que recorre parte de la cañada real segoviana y finaliza en un mirador.

Después de varios meses realizando diversos trabajos de adecuación como la señalización de paneles informativos o la construcción de algún puente de acceso para los turistas, desde el Parque Nacional de Cabañeros están convencidos de que iniciativas como estas servirán para  dar a conocer aún más el parque y conseguir al mismo tiempo que sean cada vez más las personas que se animen a  visitar este espacio natural único. Fiel reflejo de ese trabajo y constancia por ofrecer un parque nacional «más atractivo» es que cerró 2015 superando el récord de visitas de su historia al alcanzar los 100.993 visitantes.

Coincidiendo con el vigésimo aniversario de su declaración como Parque Nacional, Cabañeros ha alcanzado el máximo número de visitantes anual, superando las 88.196 visitas que registró en 2014. Desde su declaración como Parque Nacional en  el año 1995, Cabañeros ha recibido casi 1,4 millones de visitantes.

Según informaron fuentes del Parque Nacional, la importancia de este dato recae en la tendencia de recuperación y mejora que vienen experimentando las visitas a Cabañeros en los últimos diez años. Una tendencia que, según estas fuentes, «ha de mantenerse y mejorar en el futuro, pues se espera una respuesta positiva con la reciente apertura del nuevo centro de visitantes y las nuevas rutas».

Las posibilidades de visita están abiertas también a personas con discapacidad pues los guías están formados en atención especializada y los principales centros de visitantes están adaptados; además se pueden hacer rutas por pasarelas que facilitan el paso en silla de ruedas, y visitas en 4×4, pues los vehículos son adaptables.

A falta de dos semanas para dar la bienvenida a la Semana Santa, el sector hotelero de los parques nacionales deCabañeros y Las Tablas de Daimiel miran con optimismo la llegada de esta celebración religiosa confiando en que den un respiro a las malas cifras registradas en los meses de enero y febrero, donde las reservas, como viene pasando en los últimos años, han sido «algo flojas» debido a que los días son más cortos y hace más frío, argumenta Jesús Pozuelo, presidente de la Asociación Turística Tablas de Daimiel y gerente de la empresa Destinos Manchegos.
Los empresarios confían en que los únicos festivos que aparece entre semana hasta mediados de mayo contribuya a registrar buenas cifras de reservas. De momento, las previsiones apuntan a lleno, ya que la ocupación hotelera en el entorno de ambos parques nacionales rozan ya el lleno. La jefe de recepción del Hotel Parque de Cabañeros, Ana Belén Ormeño, asegura que a estas alturas apenas queda alguna habitación, cinco de las 40 dobles que disponen. Con las cifras encima de la mesa, confirma que el Viernes Santo ya lo tiene completo, mientras el Jueves Santo la ocupación se encuentra sobre el 75 por ciento y el Sábado Santo, lamenta, es algo más flojo, con ya sólo un 25 por ciento. Datos «muy similares a los del año pasado» y que le llevan a la satisfacción ante lo que se preveía un «mal año a consecuencia del tiempo y de la inestabilidad política», «dos factores que contribuyen bastante en el turismo, ya que el fin de semana que hay elecciones apenas se producen reservas».
Y es que el tiempo es clave para el sector. De pronosticarse buenas condiciones climatológicas, Mariano Gómez. Asegura que en el tipo de ocupación que él ofrece «preocupa bastante la climatología», por lo las reservas «se están haciendo de forma tardía», aunque aun así, el 80 por ciento de los 18 bungalows están reservados, mientras que en la zona de acampada, con 55 parcelas, están en un 30%, por lo que confía en que los turistas se animen a realizar su reserva en los próximos días una vez que se conozca la previsión meteorológica. Así, para atraer a un mayor número de turistas, ofrece ofertas de temporada, que pueden llegar a suponer hasta un 20 por ciento de ahorro a los viajeros.
A pesar de que las cifras llevan al optimismo, Pozuelo apuesta por ser conformistas y seguir trabajando para que aquellos turistas que visiten la provincia «consuman aún más» en los respectivos destinos. Objetivo al que hay que sumar, además, la mejora de otros servicios que se ofrece al cliente, especialmente al extranjero, ya que «el idioma es una de las asignaturas pendientes».